Mis listas

NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO 6 de 10 sobre un total de 143 puntuaciones.
portada de NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO

NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO

  • fecha de publicación: 1986
  • Título original: No digas que fue un sueño

Puntuación media 143 votos

6

  • 8 reseñas
  • 143 votos
  • 2 lo están leyendo

Sinopsis de NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO

«Novela de amor, sobre fondo histórico, NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO arranca de una situación de intenso dramatismo. Una mujer egregia llora su luto de amor en una barca que remonta el Nilo. Es la reina Cleopatra, que ha sido abandonada por su amante, el romano Marco Antonio. En el corazón de ambos, se debaten todos los conflictos del amor y la pasión, que culminarán con nuevos encuentros, encaminados a un destino fatal. Es una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Pero es, sobre todo, un intento de reivindicar la figura de una de las mujeres más fascinantes de la historia: la reina Cleopatra Séptima. Desfigurada a menudo por el cine, Cleopatra se erige en esta novela como un personaje original y contradictorio. Ya no es la típica devoradora de hombres, sino una mujer cultivada, maternal, enamorada y, sobre todo, entregada por completo a la política. A su alrededor, los avatares de una ciudad mítica: Alejandría. Y las ruinas de un Egipto que va pereciendo.»

NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO (8 reseñas)

alma201281Profile photo of alma201281

el 30 de octubre, 2014 a las 9:30 pm

La trama me parecio excelente y super atrapante, si bien no se sabe la veracidad de los relatos historicos, se pudo plasmar en el papel una verdadera historia de amor

David Cero Cero SieteProfile photo of David Cero Cero Siete

el 5 de noviembre, 2012 a las 12:51 pm

Una gran novela histórica con la turbulenta relación entre Cleopatra y Marco Antonio como hilo conductor.

Pero ante todo una gran novela: vocabulario rico y adecuado, tensión bien repartida que hace evolucionar la historia sin remansos ni empujones innecesarios, retórica acertadísima en cada momento de la trama, decorados y ambientaciones bien construidas, diálogos ágiles y sugerentes y personajes creíbles y llenos de humanidad.

Vamos, que tiene lo que en mi opinión es lo mejor de las novelas románticas (pasión, introspección, relaciones humanas bien detalladas) y carece de lo peor de las novelas históricas (exceso de páginas, fechas, nombres y referencias asfixiantes). Por todo esto la pondría como modelo de novela histórica, aunque los amantes de los libros gordos se me echen encima.

Una delicia de lectura.

La única pega es que el final ya lo sabemos de antemano… :-)

Leer reseña completa

JACK-TORRANCE-KUBRICKProfile photo of ANTONMORAL

el 19 de agosto, 2012 a las 12:49 pm

Obra muy bien escrita (como todo lo de Moix), aunque, para mi gusto, demasiado ampulosa, recargada, ñoña, poética, etc.
Un tratamiento menos romántico y más centrado en el contexto histórico hubiera sido más entretenido, si bien no tan de Terenci, el maestro y genio.

FAUSTOProfile photo of FAUSTO

el 27 de febrero, 2012 a las 5:10 pm

Cleopatra es un personaje histórico con un acentuado barniz de leyenda. Son pocos los documentos (no hay escritos personales) fehacientes e imparciales de su biografía, puesto que la mayoría están redactados por su enemigo: los romanos, y en concreto por Plutarco.
En torno a esta figura giran numerosas anécdotas presentándola como la quintaesencia de la pasión amorosa, intrigante y manipuladora, donde es difícil discernir qué hay de cierto o falso en estas crónicas.
Fue una reina astuta, inteligente, luchadora, independiente y ambiciosa, con actitud despiadada ante cualquier obstáculo que le impidiese conseguir su deseo. El atractivo que atesora es gracias a su belleza (no es espectacular), su don de gentes (hablaba varios idiomas), sus artes amatorias, y su inventiva para agradar y entretener con grandilocuentes puestas en escenas llenas de fantasía y lujo, pues posee un alto espíritu teatral y vanidoso. Y lógicamente, hay que mencionar su mítica seducción; un encanto irresistible para los grandes hombres de ese momento histórico: Julio César y Marco Antonio.

Terenci Moix recoge varias de las conocidas anécdotas que se han divulgado sobre ella, pero a su vez, también compone una Cleopatra particular e íntima, donde prevalece los sentimientos y pasiones a la acción y los hechos históricos. Se realza los sueños que anhela y ambiciona, junto con sus esperanzas, ya sea como madre, como amante o como dirigente político en calidad de Reina de Egipto. Aspiraciones que tienen como raíz la pretensión del gran Alejandro Magno por conquistar y dominar el mundo.

Es una novela de amor extremadamente pasional, que pasa por todas la fases. El inicio, la desesperación y venganza, provocado por el abandono del amante, transforma a Cleopatra en una figura de la tragedia griega: una Medea colérica sin instintos infanticidas. Más tarde seguirá con la indiferencia, la reconciliación y la entrega total en cuerpo y alma. Una historia inimitable.

Uno de los factores más significativos de la novela, acaso el principal, es la forma particular de la escritura. Una narración poética componiendo una estética elegante, bella y sensual (a tono con el lugar exótico). Debo confesar que en principio me deslumbró, con una profusión descriptiva de imágenes sensoriales (paisajes, ambientes, colores, tonalidades, fragancias, sonidos, música, sabores, impresiones táctiles, etc.) y detalladas explicaciones de sensaciones interiores de los personajes. Pero, poco a poco, esta redacción lirica se va volviendo cada vez más excesiva e insistente, donde va ahogando la trama para centrarse en exclusiva en los sentimientos y sueños de Cleopatra. Como en un remolino, va girando en torno a ella demasiados asuntos, a veces repetitivos, siendo menos fluida la lectura. Cleopatra Séptima, es un carácter complejo, con algunas incoherencias, cuyos principales valores son sus sueños, su abnegación por Egipto, su ambición, su hijo y su pasión. Personalidad que al final me ha resultado un tanto irritante, como su odiado y amado Marco Antonio.
Terenci Moix ha homenajeado (eso pienso) con varios pasajes a la desorbitante (fundamentalmente en presupuesto, decorados, vestuario, metraje, problemas financieros y escándalos) película “Cleopatra”, dirigida por el excepcional Mankiewicz, que fue un gran fracaso económico.

Hay varios personajes secundarios que me han interesado más, y a pesar de la relativa poca extensión, Moix los ha dibujado perfectamente, siendo, para mí, especialmente atractivos. Éstos se debaten en luchas internas, dudas por su naturaleza y su papel social. Aquí el registro literario no tiene la “aglomeración” de ideas y adjetivos; del remolino verbal pasamos a un torrente de palabras más sencillas, ligeras y amenas de leer, sin carecer de profundidad psicológica.
Totmés, el sacerdote de Isis, deliberando entre la pureza del alma y el deseo carnal, con la tortura del pecado; la verdad y la hipocresía de la religión; la infancia perdida, su identidad y el destino elegido por otros.
Octavia (esposa de M. Antonio y hermana de Octavio) mujer de gran belleza y con un alto grado de respeto por las normas sociales, es un ejemplo de decencia, dignidad y comportamiento, pero tiene a la soledad y la amargura como compañeras. Contrapunto de Cleopatra, que en ambas mujeres hay una corriente, casi idéntica, de pensamientos contradictorios: admiración, la envidia y una cierta aversión; pero ante todo hay compresión rayando con el afecto.
Por supuesto tiene incidencia en la trama más protagonistas: Cesarión (hijo de Cleopatra y Julio César), Octavio, el futuro primer emperador romano, y la otra tormentosa historia de frenesí pasional, que es adyacente a la principal.

El argumento contiene un distinto elemento crucial (esencia importante e impersonal) y que el autor nos hace partícipe de su fascinación: Egipto. Terenci con su prosa retratista y colorista nos dibuja la fisonomía de varios paisajes: Alejandría, Tebas, el Nilo, Atenas, Antioquia, etc.; poniendo en contraste la voluptuosidad, suntuosidad y grandeza de Oriente con la parquedad de Occidente, que está encarnada en la adusta y poco atrayente Roma. Nos define a una Alejandría cosmopolita, que es una mezcla de razas, culturas (egipcia y griega), creencias, y con una amalgama de construcciones antiguas y modernas engalanadas con una exuberante decoración.

Primera novela que leo de este autor, y que por lo que recuerdo de él, entre frívolo y comprometido (homosexualidad declarada, apuesta por el castellano, y malas relaciones con el gobierno catalán), no tenía idea que iba a encontrarme. Ha sido un principio espectacular, que ha ido decayendo con el pasar de las páginas, y que al final me ha parecido una buena novela con unos párrafos excelentes llenos de poesía, y un argumento no tan brillante, subrayando que es en determinadas situaciones y personajes.

Leer reseña completa

KementariProfile photo of Kementari

el 9 de enero, 2010 a las 3:48 am

Si algo animaba a la última reina-faraón fue precisamente el amor a su patria; ¿por qué cada vez que una mujer consigue destacar como gobernante, ha de acompañarla una estela de devoradora de hombres como si no pudiera definirse en función de sí misma? Cleopatra tuvo cuatro hijos, tres con Marco Antonio y uno con Julio César; y los tuvo porque probablemente no pudo evitarlo. Una hermosa historia de amor que quizá camufla algo más prosaico, porque no olvidemos que durante el mismo periodo de tiempo, Marco Antonio tuvo otros tres hijos con su mujer Octavia.

Leer reseña completa

HamletProfile photo of Hamlet

el 10 de septiembre, 2009 a las 12:55 pm

Este fue el primer libro que leí de Terenci Moix y la verdad que fue una gratísima sorpresa para mí. De hecho de él sólo he leído sus novelas históricas de trasfondo egipcio (aunque Moix sepa trascender más allá de etiqueta genérica) y he de decir que nunca me ha defraudado. Al profundo conocimiento de la cultura egipcia que Moix tenía, y que además transmite a sus novelas sin ser en absoluto cargante, une un estilo elegante, poético, con ritmo, y unos personajes profunda e intimimamente reconstruidos (incluso en aspectos de su sexualidad; no tienen desperdicio sus siempre presentes alusiones sexuales, muy verosimiles por otro lado, entre los promiscuos y liberados aristocratas del momento). Sin embargo no se puede hablar de novela histórica al uso o lo que normalmente se entiende por ésta, o sea que olvidense de encontrar un libro repleto de acción, interasado únicamente en intrigas, luchas y batallas, y al que poco les interesa el calado psicológico de sus protagonistas sino tan sólo sus acciones más destacadas y espectaculares. Si buscan eso este no es su libro.

Leer reseña completa

Añade tu reseña

Debes iniciar sesión para poder valorar, escribir reseñas, etc.

Si te gustó NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO te pueden gustar...

Ops, no tenemos suficientes votos en este libro como para recomendarte. Si has leído este libro vótalo y así podremos sugerirte nuestras recomendaciones.

Gracias a todos por vuestros comentarios acerca de la nueva web.

Estamos muy ilusionados y seguimos trabajando duro para perfeccionar algunos detalles que aún están pendientes.

De momento, funciones como incorporar nuevos libros o eliminar libros duplicados, seguirán inhabilitadas hasta nuevo aviso.

Muchas gracias por vuestra confianza y paciencia. ¡Estamos cada vez más cerca!

Comprar
NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO