Entrelectores / Blog / cartas-ineditas-de-lewis-carroll-a-mabel-amy-burton

Cartas inéditas de Lewis Carroll a Mabel Amy Burton

14/10/2018

Opinión

La extraña fascinación de Carroll por las menores no era ningún secreto para su propia familia, que había asistido a un sinfín de habladurías y rumores durante toda la vida del escritor (entre ellos los de Vladimir Nabokov cuando dijo “El auténtico Humbert Humbert es Lewis Carroll”). Cuando el autor de “Alicia en el país de las maravillas falleció el 14 de enero de 1898, en la habitación de la casa de Guildford donde había pasado sus últimos años se amontonaban miles de cartas. Fue una sorpresa, o no tanto, descubrir la cantidad ingente de correspondencia que mantenía con menores de edad, con el consentimiento de los padres de las niñas.

 

 

Se ponía a su altura y les hablaba como un niño, les causaba fascinación por ser un escritor famoso y les prometía a ellas y a sus padres fotografías de las pequeñas, como recuerdo para la posteridad.  No cabe duda de que el escritor fue uno de los mejores retratistas de la época, según afirmó W.H.Auden, pero también es verdad que provocaba sobre las niñas una mirada seductora no acorde a los años que les separaban. Su gran musa fue Alice Liddell, pero hubo otras con las que mantuvo una correspondencia duradera a través de los años. Es el caso que nos ocupa de Mabel Amy Burton, una amistad que comenzó cuando ella tenía 8 años y que terminó cuando cumplió los 15.

 

 

Mabel no había comentado en casa su encuentro en la playa con aquel "extraño 'gentleman'" y para entonces, 1877, el éxito del popular cuento de Carroll había ya encumbrado al autor. Fue la madre de la niña, viuda desde hacía años, quien autorizó entre desconcertada y emocionada el inicio de la correspondencia entre el escritor y su hija.

 

 

Es Cartas inéditas a Mabel Amy Burton (de Nocturna Ediciones) un libro curioso que comienza con “Ocho o nueve palabras sabias sobre la escritura de cartas” en el que el escritor facilita consejos sobre cómo proceder a escribir una carta y llevar un registro de la correspondencia. Es, además, un libro donde se conforman los restos de una de las relaciones epistolares más duraderas y estudiadas del famoso creador de Alicia en el País de las Maravillas. Fotografías de las cartas, con la maravillosa letra del autor hacen el libro aún más interesante.

Últimas entradas blog