Profile photo of Carla Moltó

Carla Moltó 15/5/17 a las 19:59

Reseña ""Caperucita en Manhattan"" del libro CAPERUCITA EN MANHATTAN

En el presente trabajo me dispongo a llevar a cabo una reseña sobre la obra de Carmen Martín Gaite, Caperucita en Manhattan (1990). De esta forma, realizaré un análisis de dicha obra donde reflejaré mi opinión e interpretación en lo que respecta a mi lectura y mi justificación en la propuesta de lectura de esta obra en una clase de 2º de la ESO. Esta obra evoca al lector al clásico cuento de Caperucita Roja, de Charles Perrault, el cual fue escrito posteriormente por los Hermanos Grimm, aunque entre esta versión y la que vamos a tratar a continuación distan gran parte de sus elementos. En esta obra la protagonista es una niña de 10 años llamada Sara Allen. Aunque en ambas obras se presente rasgos semejantes como la figura de la abuela, la niña o el lobo, en la obra objeto de este trabajo hay un rasgo distintivo: se asemeja a la realidad, a pesar de que se dote a esta obra de un toque fantástico que vendrá representado por el personaje de Miss Lunatic. El personaje principal, Sara Allen vive en Brooklyn, Nueva York, y es una apasionada por los libros, la fantasía que en ellos se refleja y por las historias que su abuela Rebeca le cuenta. La abuela es una excantante que vive sola en Manhattan y va a representar un personaje que se muestra como más liberal, más divertido, alocado y que solo busca encontrar el disfrute de las buenas cosas. La autora inserta un elemento muy importante en esta obra, la lectura de libros fantásticos y de aventuras que regala a la protagonista la posibilidad de imaginar y soñar y la posibilidad de evadirse de los problemas. Gracias a la lectura y a las historias que la abuela Rebeca le va contando a Sara es que esta inventa un mundo fantástico y se decide a aventurarse ella sola en el descubrimiento de una ciudad que tanto anhela, Manhattan. Sara Allen va a ofrecer en esta historia una gran cantidad de descripciones que van a permitir que el lector conozca el lugar por donde se mueve, ya sea su casa, la casa de su abuela, el barrio o el parque, la pastelería… Este aspecto de la obra hace que parezca mucho más realista al cuento original pues permite que el lector se adentre en su realidad y en una ciudad que existe como es Manhattan. El tema que gira alrededor de esta obra es el deseo de libertad, de madurez y experimentación por sí misma. Es como un camino que lleva desde la ingenuidad e inocencia de una niña de 10 años a la madurez. La autora ha conseguido acercar el cuento clásico, anteriormente nombrado, a la actualidad ofreciendo un espacio real –Manhattan–, y una nueva visión de los personajes. Por un lado, una protagonista que lleva todos los fines de semana, junto con su madre, un pastel de fresa a su abuela. Por otro lado, una madre y una abuela que van a estar entrelazadas con la figura de esta niña. Y además, un lobo. El papel del lobo cambia en esta historia ya que se le da una visión realista al cuento. En este caso, será Mr. Woolf quien lo represente, el rico dueño de una de las pastelerías más famosas del mundo, pero no aparecerá como el antagonista de la novela, sino como un hombre envuelto en problemas que necesitará ayuda, en este caso lo que va a querer de Caperucita es la receta de la tarta de fresa de su madre, es decir, el personaje de Caperucita no será, esta vez, un fin para el lobo sino un medio para conseguir algo que va a solucionar sus problemas: la receta de la tarta de fresa tradicional de su madre. Uno de los personajes más importantes de esta obra por su trasfondo y su papel trascendental es Miss Lunatic puesto que gracias a este personaje, la autora va a transmitir al lector una gran variedad de valores como lo son la libertad, el engaño de las simples apariencias o la poca importancia de las cosas materiales. Este personaje aparece en la vida de Sara cuando se aventura a visitar a su abuela ella sola cuando sus padres se ausentan y ambas conectan inmediatamente. En su aventura a Manhattan se encontrará con esta misteriosa señora quien le confiará el secreto para su libertad y será a partir de este momento cuando ella empezará a cumplir su sueño. Miss Lunatic vive dentro de la estatua de la libertad por lo tanto se podría interpretar que es como el alma de esta estatua tan representativa al residir en su interior, pues las almas viven dentro de los cuerpos.. Por otro lado, no quiero dejar de lado la figura de la madre de Sara que podría entenderse como una metáfora de la sobreprotección y el abusivo, en ocasiones, control que muchas veces ejercen los padres sobre los hijos imposibilitándoles llevar a cabo sus sueños o puedan tener la libertad, dentro de lo posible, que tanto desean. Este personaje nos muestra la mujer tradicional, del hogar, que antepone el bienestar de la familia a sus logros individuales. Por lo tanto, la autora nos ofrece en esta obra dos prototipos de mujer: la madre y la abuela. Estas representarán dos figuras opuestas siendo la madre una magnífica repostera pero que solo cocinará en casa ya que el principio de familia estará por encima de todo. Será la representación de la tradicionalidad, el orden y las normas. Todo esto en contraposición con la abuela la cual aborrece la monotonía y le encanta soñar e imaginar. Por lo tanto, y para concluir todo lo añadido anteriormente, Carmen Martín Gaite nos ofrece una historia tradicional con un toque de modernidad, ofreciendo unos personajes que representarán valores diferentes como Miss Lunatic la libertad, la madre de Sara lo tradicional, Mr. Woolf el deseo ardiente por la receta de la tarta para salvar su negocio, la abuela de Sara la imaginación y el deseo por romper con lo monótono y Sara Allen el anhelo por sentirse libre. En mi opinión, es una obra que cuida cada uno de los detalles que la envuelven para transmitir esa idea central: el deseo por ser libre y tener la capacidad de experimentar por uno mismo. Comentada mi interpretación sobre la obra, procederé a establecer mi opinión sobre a qué curso propondría la lectura de esta obra. En mi opinión, es un libro que en 2º de Educación Secundaria Obligatoria ya se podría leer sin apenas dificultades. En primer lugar, esta obra remite a un cuento clásico, como he indicado previamente, y podría hacerse referencia a esta pues no se encuentra tan lejana a ellos. Además, Carmen Gaite nos ofrece a una protagonista joven, con capacidad de imaginar y ganas de sentirse libre, y esto podría suponer la identificación de los alumnos con ella. El hecho de que el título remita a un cuento tradicional conocido puede suponer su motivación lectora también. Pienso que niños con 13-14 años van a disfrutar de una lectura sencilla y ágil pero a la vez con un trasfondo al tener que entender las metáforas que la autora inserta mediante la representación de los personajes. Otro de los motivos que me llevan a considerar al curso de 2º de la ESO como el indicado son las ilustraciones que se ofrecen puesto que son mecanismos muy útiles para la lectura de alumnos de esas edades.

  • Compartir:

Libro promocionado

Novedades Libros