El sustrato cultural de la violencia de género

El sustrato cultural de la violencia de género

Puntuación media 1 votos

4 de 10

  • 0 seguidores
  • 1 reseña
  • Compartir:

Sinopsis y resumen El sustrato cultural de la violencia de género

La violencia de género ha adoptado múltiples formas a lo largo de la historia, unas más visibles que otras. Las menos visibles han sido, a menudo, las más insidiosas por actuar bajo diversos ropajes que la han ocultado, envolviéndola en discursos de distinta índole, científica, moral, psicológica o artística, activamente op erantes en el seno de la cultura. La literatura, el arte, el cine, la publicidad, los videojuegos y los medios de comunicación, en general, son íntimamente persuasivos por la seducción de sus representaciones y por la incesante circulación de los modelos que proponen. Descifrar los discursos que transmiten y que nos han configurado –a hombres y mujeres– a medida de fantasías de jerarquías y dominio que estallan en violencia cuando tropiezan con un conflicto, es el objetivo de este libro. Responde a la convicción de que, a pesar de la dificultad de desmantelar concepciones seculares, acuñadas en estereotipos sexuales y de género que han configurado opresivas nociones de identidad, hay logros indudables que ya están dando paso a identidades más plurales y liberadoras

Copiar

Comprar El sustrato cultural de la violencia de género en:

Reseña destacada de 1 reseñas - Ver todas

Profile photo of Papel

Buena aproximación con capítulos de desigual calidad

Aunque tratar este tema me parece de las cosas más interesantes y urgentes que se pueden hacer y, de paso, publicar, la recopilación de ensayos sobre él resulta un poco desigual y decepcionante. El más correcto desde el punto de vista formal y de contenido es el que analiza las investigaciones y los resultados en relación con los videojuegos. Y el peor, desde el punto de vista científico, el titulado Anatomía de una represión: lo sobrenatural como rito de paso en la pintura y la escritura de mujeres. Las mujeres han estado vetadas en los estudios superiores y relegadas a la casa y el entretenimiento banal; no es extraño, pues, que en algunas artistas tengamos buenos ejemplos de arte espiritualista, pero no por el hecho de venir de mujeres -digo yo- habrá que ensalzar su arte sino más bien entender las causas que lo producen. Fuera de estos dos capítulos, encuentro reflexiones históricas interesantes en el que trata algunos ejemplos del cine español y otras no tan interesantes, sino discutibles y claramente especulativas, en lo que se refiere a la violencia en el campo queer y las representaciones de la mujer en la historia de la pintura. Quizá el surrealismo no se pueda desligar de la influencia del psicoanálisis en la misma época, pero eso no significa que el psicoanálisis deba ser el método a seguir hoy para explicar los efectos de lo aprendido sobre la conducta, que es lo que supuestamente deberían hacer todos los capítulos del libro y no solo uno.

Escribe tu reseña

Últimos comentarios - Ver todos

  • Nadie ha comentado nada aún sobre este libro. Si quieres, sé el primero en dejar un comentario. Seguro que algún usuario se anima después de leerlo.

Escribe tu comentario

Libro promocionado

Novedades Libros