Historias de un pueblo andaluz

Historias de un pueblo andaluz

  • ISBN: 9781937482190
  • Título original: Historias de un pueblo andaluz
  • Año de publicación: 2

Puntuación media 0 votos

1 de 10

  • 0 seguidores
  • 0 reseñas
  • Compartir:

Sinopsis y resumen Historias de un pueblo andaluz

Es un libro de relatos sobre la gente del Altiplano de Granada en los años 60 con humor y desenfado.

Un fragmento:


Nuestra villa, aparte de muchos y variados intelectos, siempre ha sido cuna de verdaderos religiosos; tanto en hombres, como en mujeres?, y también en híbridos; como es el caso de sor Fernanda Fernández que ?después de más de dos siglos?, aún no sabemos a que sexo pertenecía?

Ya, en mediados del siglo XVI, cuentan que aportamos varios de ellos a la impagable misión de expandir la fe allende las Américas. Todos fueron buenos predicadores a la vez magníficos artífices en gestas que, no solo alimentaron las almas descarriadas de aquellos indios, sino que también fueron partícipes muy activos en el desarrollo humano de tan noble misión.
Uno de estos personajes ?que a pesar de su entrega y en injusticia, no pasaría a la historia?, fue don Atanasio Hortal de Medina.
Don Atanasio, hombre de fe convencida y convincente, partió a la Nueva Granada en un día de Mayo a la misión de San Jonás Mártir, en donde pronto se hizo querer por los nativos, tanto por mostrar el camino cristiano a todos, como por ayudar a los demás con sus conocimientos médicos.
Pero he allí, que sucedió un hecho, que después todos calificarían de divino:

En la medicatura de San Jonás Mártir, se formó el zaperoco del año un lunes: cuando nació el primer hijo de Filomena Govea de Gonzáles, esposa india del cacique local y de innegable belleza oscura; y sucedió algo, que cuando menos, era muy extraño en aquel alumbramiento.  
Como tantas veces, el cacique se encontraba de viaje en asuntos de vecindad con otros pueblos, cuando se levantó un aguacero que duró alrededor de diez días; lo que le impidió estar presente en tan señalado momento; pero es que no había asno, carro, ni caballo, que pudiera desplazarlo por aquellos barrizales.

Y llegó el momento del parto?

  En un pueblo, donde la negrura abunda como las piedras del río, y los ojos negros son lo primero que se le ve a un muchacho recién nacido, el vástago de Filomena, llegó al mundo blanco como la leche y con los ojos azul del cielo.    
Al cogerlo de entre las piernas de su madre, para arrearle el primer sopapo que da la vida?, azul se puso el doctor; azul quedó la partera, los vecinos, el alcalde y las viejas de lengua larga de un pueblo demasiado pequeño y caliente. Todos quedaron azules ?menos el marido, que por suerte no estaba y de que haber estado, su color sería entre el rojo y el negro?. Y todos a una, miraron al único par de ojazos que conocían, tan nuevos y azulitos, como el añil de 2 centavos....    

El día domingo, el cura don Atanasio se puso su sotana roja de gala y se preparó a celebrar la misa. La iglesia se llenó hasta la empuñadura de fieles; amén de indios que nunca habían pisado la santa casa y que harían regocijo en cualquier cristiano, además de averiguadores y chistosos?, todos esperando que algo bueno sucediese.  
Se retrasó la eucaristía?
  El cura, que no era tonto?, sabia que lo iban a encarar; que la tardanza era propiciada a que llegase el ofendido marido, machete en mano, para que su adorado ministerio terminase en lonchas como un tocino.

Con voz pausada y sudando a mares, comenzó :

  ?Antes de celebrar los sagrados misterios, reconozcamos...  
?¡¡Diga de quien es el muchacho, padre!! ?una voz sonó como un trueno al eco de la iglesia.
  ?Nuestros pecados...   ?respondió al párroco intentado desviar la atención y mirando al púlpito.
?¡¡Ande, padre, diga?!! ?volvió a resonar al fondo.
  ?Yo confieso, ante Dios todopoderoso...  
?¡¡¡Diga, padre, de quien es el muchachito!!!   ?insistió la impertinencia.
?¿?Y de quien va a ser, hermanos míos?? ?replicó suavemente don Atanasio, mientras levantaba las manos al cielo?. ¡Es hijo de San Jonás Mártir?! ¡¡¡Es el hijo de nuestro Santo Patrón?!!!. Tráiganlo mañana para bautizarle y así daremos inicio a las fiestas patronales del pueblo!  

  Ni que decir tiene, que el pueblo entero

Copiar

Comprar Historias de un pueblo andaluz en:

Reseña destacada de 0 reseñas - Ver todas

Nadie ha publicado aún una reseña sobre este libro. Si lo has leído, anímate, y sé el primero en hacerlo.

Escribe tu reseña

Últimos comentarios - Ver todos

  • Nadie ha comentado nada aún sobre este libro. Si quieres, sé el primero en dejar un comentario. Seguro que algún usuario se anima después de leerlo.

Escribe tu comentario

Libro promocionado

Novedades Libros