EL CANON OCCIDENTAL: LA ESCUELA Y LOS LIBROS DE TODAS LAS ÉPOCAS

EL CANON OCCIDENTAL: LA ESCUELA Y LOS LIBROS DE TODAS LAS ÉPOCAS

  • ISBN: 9788433905215
  • Título original: The Western Canon: The Books and School of the Ages
  • Año de publicación: 1994

Puntuación media 17 votos

7 de 10

  • 1 lo está leyendo
  • 0 seguidores
  • 1 reseña
  • Compartir:

Sinopsis y resumen EL CANON OCCIDENTAL: LA ESCUELA Y LOS LIBROS DE TODAS LAS ÉPOCAS

Un libro heterodoxo, provocador y polémico del más influyente crítico literario de nuestro tiempo. Un canon de la literatura occidental que estudia a fondo la obra de 26 autores clave -de Dante a Beckett , pasando por Shakespeare , Cervantes , Tolstói , Proust , Virginia Woolf , Borges - y cuestiona las manipuladoras aproximaciones a la literatura desde la llamada Escuela del Resentimiento, que forman lo «políticamente correcto», el multiculturalismo, el marxismo, el feminismo, el neohistoricismo.

Copiar

Comprar EL CANON OCCIDENTAL: LA ESCUELA Y LOS LIBROS DE TODAS LAS ÉPOCAS en:

Reseña destacada de 1 reseñas - Ver todas

Profile photo of Taliban

Todo menos un canon

Este libro es una aproximación personal a la Literatura en general disfrazada de veredicto universal. Bloom tiene dos motivos para hacer esto último:rn- Vengarse de los enemigos académicos que todo profesor universitario acumula a lo largo de los años.rn- Vender mejor el libro.rnrnFuera de eso, reconociendo que está escrito con soltura y coherencia (la de su propio gusto y su propia hermenéutica), el título es absurdo. Cualquier estudiante de letras, por pésimo que sea, incluso si es alumno de Bloom, sabe que un supuesto canon literario occidental empieza con el terceto Homero-Sófocles-Virgilio, autores que se citan en el libro pero no forman parte del "All-Star" escogido por Don Haroldo. Ridículo, sencillamente ridículo. Su adorado Shakespeare -el único protagonista real del libro, al que parecen haber leído todos los autores que Bloom canoniza, hasta los que nacieron antes que él- se hubiera reído de la ocurrencia. Hagamos el esfuerzo de buscar una razón a semejante tropelía. rnReconocer que la cultura occidental arranca en Homero, sigue en el teatro griego y continúa en Roma para luego fecundar todo, es ceder ante la idea de que aquélla tiene una obvia base greco-latina. Y admitir eso impide centrar el análisis literario de Bloom en lo más importante para cualquier análisis literario: el estilo. ¿La razón? Que el inglés es sólo tangencialmente una lengua con origen grecolatino. Dado que la mitad del "canon" está compuesto por autores en inglés, se viene abajo el invento, o mejor dicho, se descubre simplemente que no se trata de un artefacto universal sino de uso y alcance personalísimo.rnSe cita poco, por tanto, la cuestión estilística. ¿Hay algo más importante que la palabra en la Literatura? Bloom prefiere a Freud en lugar de Nabokov y eso lo retrata. Pero hay más: sólo un anglosajón escogería a Chaucer en vez de Bocaccio. El primero es un gran escritor, pero su influencia se circunscribe al mundo anglosajón, mientras que el segundo cambió la Literatura. Y así todo. ¿John Milton? ¿Emily Dickinson es "canónica"? ¿George Eliot? ¿Jane Austen? ¿Todo forma parte de una broma antifeminista? ¿Virginia Woolf? ¿Y Dostoievski y Chejov? ¿Y el Petrarca y Rabelais? El Siglo XIX de Bloom es de chiste. ¿Y Stendhal y Flaubert? ¿Dónde demonios está Flaubert? ¿Samuel Johnson como crítico canónico en lugar del padre de la crítica moderna -salvo en la Universidad de Yale, al parecer- el francés Saint-Beuve?rnUn libro sobre Literatura que no glosa el placer de la lectura merece destinarse al cementerio de las curiosidades eruditas.

Escribe tu reseña

Últimos comentarios - Ver todos

  • Nadie ha comentado nada aún sobre este libro. Si quieres, sé el primero en dejar un comentario. Seguro que algún usuario se anima después de leerlo.

Escribe tu comentario

Libro promocionado

Novedades Libros