EL DESESPERADO

EL DESESPERADO

  • Título original: Le Désespéré
  • Año de publicación: 1887

Puntuación media 0 votos

1 de 10

  • 0 seguidores
  • 0 reseñas
  • Compartir:

Sinopsis y resumen EL DESESPERADO

LEON Bloy (1846-1917), el mendigo ingrato, como recogiendo un apóstrofe se bautizó él mismo, es la figura literaria más vigorosa de su tiempo. La valentía y la crudeza con que hizo la autopsia intelectual de los popes de las letras en Francia que pretendían sostener el monumento de la cultura latina cuando eran sólo sus cariátides, le cerró la puerta de muchas redacciones. Pero el talento incomparable de este profeta del siglo XIX, la santa ira con que lanzaba sus apóstrofes, su vigoroso cristianismo y su tenacidad para el combate con el error, la mentira y la estulticia, rompieron el vacío con que se intentó cercársele y ahora, a cincuenta años de aquella época de lucha y de miseria, sus perfiles se destacan en el campo literario y en el círculo del catolicismo, con la nitidez que le conceden su sinceridad, su genio y su pureza.

De los veinte admirables volúmenes que escribió, en medio del dolor y hasta del hambre, ninguno tan realista e incisivo como EL DESESPERADO, novela que no alcanza a disimular su condición de autobiografía.

Viva pintura del mundo literario de su tiempo, de la espantosa vaciedad de alma de ciertos personajes tenidos por conductores, fue escrita a la cabecera de una moribunda, de aquella Verónica que recogió del lodo para obtener, por paradójico contraste, la edificación en la comunidad de ideales y de sufrimientos.

La desesperación de EL DESESPERADO no padece de la delicuescencia romántica a lo Rousseau o a lo Byron. Es una desesperación aguda y vigorosa, que no se debate en la impotencia sino que se sublimiza por la fe. Es la desesperación del profeta que ve desplomarse una civilización que se llama cristiana y bastardea su nombre porque ha abjurado a Cristo.

Lamentación en torno al "Christus vincit, Christus regnat", de San Pablo, EL DESESPERADO es un grito de angustia para apresurar el advenimiento de la Justicia, que es el Amor", ha dicho Hubert Colleye. En efecto, a pesar de la crudeza del relato, cuya horrorosidad en ciertos pasajes ha llegado a lamentar su mismo autor, EL DESESPERADO tiene cadencias de profecías proletarias y anatemas de fuego contra la injusticia social. Pero León Bloy no es un anarquista de escenario que reduzca el problema de la miseria a ecuaciones económicas o lo traduzca en postulados políticos. Sabe que el problema social es, en última instancia, un problema moral. Y que la suma de los tratados de economía política y todas las especulaciones de la tecnocracia resumidas en estatutos y programas son incapaces de resolverlo porque carecen de la sublime fuerza moral contenida en uno solo de los versículos del Sermón de la Montaña.
EL DESESPERADO es así más que una novela social o un drama de miseria. Es la puesta en romance de las admoniciones bíblicas, la traducción al lenguaje contemporáneo, en el estilo vibrante que requieren las pústulas de la época, de la única fórmula capaz de detener a un mundo que despedazado por odios y ambiciones marcha hacia la desintegración.

Copiar

Comprar EL DESESPERADO en:

Reseña destacada de 0 reseñas - Ver todas

Nadie ha publicado aún una reseña sobre este libro. Si lo has leído, anímate, y sé el primero en hacerlo.

Escribe tu reseña

Últimos comentarios - Ver todos

  • Nadie ha comentado nada aún sobre este libro. Si quieres, sé el primero en dejar un comentario. Seguro que algún usuario se anima después de leerlo.

Escribe tu comentario

Novedades Libros