El siglo de Luis XIV

El siglo de Luis XIV

  • ISBN: 9681600681
  • Título original: Le Siècle de Louis XIV
  • Año de publicación: 1751

Puntuación media 2 votos

6 de 10

  • 1 lo ha leido
  • 1 seguidor
  • 2 reseñas
  • Compartir:

Sinopsis y resumen El siglo de Luis XIV

Si España en la época de Felipe II fue el centro de gravedad de la historia europea, la Francia de Luis XIV se convierte en el lugar ideal para comprender los acontecimientos políticos fundamentales del viejo continente. Esa época la domina la Figura del Rey Sol y la constelación extraordinaria de ministros distinguidos, generales afortunados y literatos de excepción que se ordenó en torno de él. Éste, que es uno de los períodos más brillantes de la historia política y militar de Francia, la edad de oro de la literatura, la arquitectura y la filosofía de esa nación, es también la alborada del gran movimiento humanista de la Ilustración. Todos los elementos que caracterizan la cultura moderna francesa aparecen plenamente desarrollados o en embrión durante el reinado de Luis XIV. El idioma llega a su plena madurez, se asimila positivamente la tradición clásica, y el espíritu racionalista de observación y crítica sienta las bases de todo el desarrollo cultural posterior. Se abandona definitivamente la \'barbarie\' y turbulencia de los siglos anteriores y la sociedad refina sus costumbres en el culto de la cortesía, inaugurado en la corte del gran rey y difundido rápidamente por todos los estratos superiores de la nación. Asimismo, da sus últimas batallas la intolerancia religiosa, no obstante la desafortunada revocación del edicto de Nantes, y las disputas de los jansenistas, de los quietistas y las intrigas de los jesuitas no llegan a conmover los cimientos bien fundados de la nueva nación.
Más que la narración imparcial y realista del reinado de Luis XIV, Voltaire escribió su elogio entusiasmado. No podía hacerlo de otra manera quien amó tan entrañablemente al gran rey y a su siglo. La parcialidad de este historiador tan moderno no defrauda, sin embargo, al lector. Después de todo, no hizo más que seleccionar entre los elementos contradictorios de la realidad los materiales que pudieran unirse para edificar la lúcida fachada de la heterogénea y no siempre relevante vida francesa de la época. Y como esa voluntad formal surge de los valores, principios y prejuicios de nuestro autor, el lector conoce, a medida que avanza en la lectura de la obra, la personalidad moral e intelectual de una de las figuras más discutidas e inquietantes de la historia del pensamiento moderno occidental: François-Marie Arouet, el llamado Voltaire, apasionado, curioso y maravillosamente ágil. Según palabras de José Gaos, \"la historia de la cultura, de la vida humana, se inicia, decisivamente en todo caso, con el \'El siglo de Luis XIV de Voltaire\'\".

Copiar

Comprar El siglo de Luis XIV en:

Reseña destacada de 2 reseñas - Ver todas

Profile photo of Jorge E. Aguirre Flores

Diversos enfoques sobre el Rey Sol y su contexto.

El libro, en sí, no es difícil. Aborda diversos temas y situaciones en las que gente vinculada a Luis XIV terminó forjando una época y un legado.

Podemos saber cómo era Francia durante la infancia de Luis XIV durante y después de la muerte de su padre. También cómo el Cardenal Mazarino y Ana de Austria lidiaron contra nobles, como el Príncipe de Condé, que pretendieron preservar su influencia y poder; pero que en cada Guerra de la Fronda, al final, Mazarino consiguió consumar la meta de Richelieieu de hacer de la monarquía en Francia una efectiva y desamrotizada, donde el rey -Luis XIV en este caso- pudiese gobernar por sí mismo, consolidando así el absolutismo monárquico.

En los capítulos de las guerras se aprecia no sólo cómo el rey convirtió a Francia en una potencia tras el declive de España, sino también su auge y decanadencia con cada generación de almirantes que le tocaba pelear. En las Guerras de Devolución, del Franco-Condado y contra Holana -lo que eran las Provincias Unidas- vemos cómo vino forjando su influencia geopolítica. Luego de la Revolución Gloriosa de Inglaterra, su apoyo a los jacobitas y la Guerra de la Liga de Ausburgo, su confirmación de que no era una nación imbatible con varios frentes simultáneos. Y con su interés de acceder a su nieto -Felipe V- al trono español y la posterior Guerra de Sucesión Española, una serie de errores que cometería, que si bien lograron su cometido, sin proponérselo abrió la puerta a lo que sería el declive de la figura del monarca tras su muerte.

Los episodios de las anécdotas perminten que el lector o lectora conozca al Luis XIV en su faceta humana. En ellas se relata enigmas sobre el Hombre de la Máscara de Hierro; las relaciones que el rey tuvo con Louise de la Vallière y Madame de Montestan; el Incidente de los Venenos con Le Sage, La Voisin, Bonard y La Vigoureux; su segundo matrimonio con Madame de Maitenon; su cambio de carácter espiritual a través de ella; sobre Racine y la recepción de sus tragedias; la pérdida de los familiares del rey; su fallecimieto; un balance respecto a su persona; testimonios de otros; cómo se veía sí mismo como monarca; su trato hacia la gente, y el legado que les dejó.

Los capítulos finales tratan la política interior de Luis XIV; sus finanzas y reglamentos; las ciencias que se desarroolaron en su época; las bellas artes hechas en Francia y en el extranjero; los asuntos eclesiáticos y disputas que abordó; las querellas que sostuvo con el calvinismo, el hansenismo y el quietismo, así como las provenientes de otros países.

En la política interior y finanzas resalta las capacidades financieras de Colbert y el liberalismo económico del "laissez faire, laissez passer" -dejar ser, dejar pasar-; el constante desarrollo arquitectónico del Louvre y Versalles adquiriendo obras de arte; el asentamiento de toda la corte en Versalles y la finalidad política del lugar; el desarrollo de la disciplina militar por parte del rey y Louvois; el aprovechamiento del urbanístico y colinialismo de la época; lo que se ignoró y sus consecuencias.

En el desarrollo de las ciencias se describe el establecimiento de su academia. También el desarrollo de la geografía con domingo Cassini y Picard; la botánica con Tournefort; la reapertura de la Escuela de Derecho y el apogeo de la Academia Francesa.

En las bellas artes se analiza cómo se formó el Neoclasicismo y sus influencias. Se citan a autores, como el duque de La Rochefoucauld, Mademoiselle de Desvieux, Bossuet, Fénelon, el racionalismo de Descartes, Corneille, Moliere, Racine, La Fontaine, Quinault y Perrault. En las de la pintura se cita a Poussin y a Varin. Y en las de otros países en general, igualmente se menciona a John Milton, Dryden, Addison, los estudios de la antugüedad por Marsham y Hyde; de física de Boyle, Newton, Halley; el empirismo de Locke; la astronomía de Hevelius; el cálculo infinitesimal de Leibnitz, entre otros.

El apartado de asuntos eclesiásticos resalta las querellas ente el galicanismo en Francia y las posturas del papado; la cuales devendrían en la Revocación del Edicto de Nantes que luego el libro describe en el capítulo sobre el calvinisno y la pérdida de talentos que tuvo Luis XIV al atacar a los Hugonotes -los protestantes franceces-. De igual modo pone en relieve las diferencias ideológicas que había sobre debía establecerse el poder temporal de los reyes.

Del mismo modo que el capítulo sobre el calvinismo relata la supresión de los derechos de los hugonotes, hasta su posterior exilio a países como Holanda, el norte del Sacro Imperio Romano Germánico e Inglaterra con ciettos matices, hace lo propio con los del jansenismo y el quietismo. Describe cómo el jansenismo influenció en las sobras de Racine y Pascal, y cómo jesuitas, como Le Tellier -el confesor de Luis XIV- aprovecharon para atacarlos para recobrar su poder, hasta su expulsión en tiempos de Luis XV. Y en el caso del quietismo, cómo su credo causó una disputa entre Bossuet y Fénelon, y cómo eventualmente ni uno ni otro salieron bneficiados, pese a que el primero ejerció mayor influencia sobre el otro al legitimar el poder del rey.

En el último capítulo -las ceremonias chinas- simplemente describe cómo fue el contacto cultural con los chinos por parte de los jesuitas, e igualmente, los beneficios y consecuencias que causaron el encuentro de dos culturas muy distintas como la representada por Luis XIV y el emperador chino Yung-Ch'ing.

El libro de Voltaire culmina con tres anexos de consulta para el lector o lectora: uno sobre la familia de Luis XIV, parientes, nobles, soberanos de su tiempo, mariscales y ministros; otro a un sinnúmero de escritores -conocidos y desconocidos-, incluyendo pintores, músicos y arquitectos; y un último a pies de página en los que se incluye ampliaciones y correcciones de la obra, asi como interpretaciones críticas hacia la misma.

"El Siglo de Luis XIV" de Voltaire es una obra que requiere paciencia y dene releerse cuidadosamente en ciertos temas. Para quiénes buscan saber sobre el monarca es importante remitirse a otras fuentes. "La Sociedad Cortesana" de Norbert Elias ayuda en ciertos capítulos para entender hasta qué punto tenía el poder absolut, e ,igualmente, en qué medida cómo varias obras literarias han abordado o matizado su personalidad. Es un libro que vale la pena leer.

Escribe tu reseña

Últimos comentarios - Ver todos

  • Nadie ha comentado nada aún sobre este libro. Si quieres, sé el primero en dejar un comentario. Seguro que algún usuario se anima después de leerlo.

Escribe tu comentario

Novedades Libros